Prueba integral de maquillaje para novias

En mis 20 años de experiencia como profesional de la belleza y representado a reconocidas marcas como Givenchy, Yves Saint Laurent, Natura y Revlon he recibido muchísima información en los cambios de temporada de colección de cada una de las líneas a las que pertenecí en su momento. Algo claro me quedó, no podemos ser víctimas de la moda, al igual que en al ropa. Es decir, por ejemplo estuvo muy de moda el brillo (satinado, escarchado, metálico o simplemente ligeramente brillante), extremo tanto en bases, en sombras y en general en todo el cuerpo, que funcionaba muy bien en una piel joven sin líneas de expresión y no grasa. Pero teníamos que tener mucho cuidado con una piel en extremo grasa o con arrugas por que se acentuaban aún más y con las luces profesionales de las cámaras se veían fatal (pieles charoladas).
Con esta premisa comenzaré contándoles que llegué a la conclusión de que un maquillador no debe tener estilo porque ya no existe un patrón de como maquillar una novia. Existen chicas que nunca usan maquillaje y es día quieren ser protagónicas, como otras ( las azafatas por ejemplo que están todo el día con moño riguroso y labios rojos o avinados; definitivamente quieren ser novias ligeras el día de su boda y llevar un peinado semirecogido con ondas o lacio, pero no un moño riguroso y estirado. El objetivo aquí es que la novia se mire al espejo y se guste por que con esa seguridad entrará a la iglesia y se enfrentará a la sesión de fotos que no es fácil. Lo que se debe lograr es un equilibrio en lo que el estilista sugiere (y muy sutilmente hay que llevar a la novia hacia lo que creo que le queda mejor) y lo que la novia nos permite hacer según la idea preconcebida de lo que tenía o como se había visualizado al principio, y digo al inicio por que la novia evoluciona según visita profesionales y compara.
Todas estas dudas e incertidumbres de como quedaré, cual es el estilo de maquillaje o peinado más favorable para mi piel, color de ojos, cabello y tipo de rostro; se resuelven con una prueba que cree hace unos años atrás que llamo Prueba Integral. Consiste en maquillar en crear dos estilos de novia una sexy- intensa y la otra sobria- natural o dulce y ligera. En un extremo con colores cálidos(cálidos sonlos que tienen entre sus pigmentos el color amarillo) y en el otro extremo colores fríos(pigmentos azules)

Un párpado con una difuminación en diagonal u horizontal y el otro con una esfumada(smokey eye), es decir, dos rostros completamente diferentes para que así la novia pueda verse y decidir cuál de ellos es el que funciona más con ella y con cual se siente contenta. A veces queda una fusión de los dos maquillajes cuando les gusta el párpado de un lado con el pómulo del otro o viceversa y además prueba de peinados, lo ideal con el tocado, las flores o lo que se ha elegido como adorno para el cabello que define el estilo de peinado. Algo muy importante es que si se tiene un ícono de belleza sea una actriz o modelo que le guste seamos realistas y sea lo mas próximo al prototipo de belleza nuestro para que no parezca un disfraz, lo ideal es camuflar lo camuflable y resaltable. Aquí les dejo una sesión de fotos de una Prueba integral y espero estar en contacto con Uds. muy pronto.
Eduardo Atalaya Silva.

 PD: Aqui les dejo las fotos de mi prueba Integral para novias, paso a paso.  Ya saben que cualquier consulta o servicio personal pueden ubicarme en los datos de contacto de este mismo blog.

Share